Querida Cocina

Malos consejos y ahorros perjudiciales han hecho que no sepas cómo limpiar de manera correcta los diferentes muebles y artefactos del templo de la comida, tu cocina. No economizar en buenas marcas y leer estos consejos te ayudarán a ser la mejor en lo que a limpieza de cocinas exista. Pon buena música y tus guantes de goma and go.

por

Teresa

A este espacio tan importante para mi casa quiero dedicarle unas palabras, unas son de agradecimiento y otras para advertirle que no me va a quitar más tiempo de limpieza del realmente necesario. Sí, en ella se come, se cocina, se hacen las tareas escolares, se ve televisión, se convirtió en el sitio más rico de la casa, se conversa; en resumidas cuentas, querida cocina, tú unes a nuestra familia.

Cocina, cocina que tanto te usamos, obviamente mucho te ensucias. Tu limpieza es muy importante para mi, se que en ti manejamos un sinnúmero de alimentos que luego en familia disfrutaremos (si no se me queman). Te limpiaré todos los días, aunque sé que cada dos meses tengo una limpieza titánica contigo.

Querida cocina, te limpiaré frecuentemente, para evitar desgastarme en tu limpieza profunda. Te cuento, éstos son los elementos que te harán brillar y lucir preciosa como lo mereces: limpiadores en crema, antigrasa, cloro, limpiapisos, antisarro, trapos, esponjas, guantes de goma, papel absorbente. Paso a paso te dejaré increíble, aquí vamos:

  • Superficies: Desinfectante y un paño desechable serán mis aliados. Frotando todos los mesones, cajones, estantes y sillas. En las puertas de tus muebles pasaré un paño con agua tibia y jabón; hasta los deditos marcados sin dejar rastro se irán.

Image2

 

  • Horno. Horno calientico, se limpia rapidito: Dejaré que el horno se caliente un poco. Pondré antigrasa dentro del horno y esperaré pacientemente a que haga efecto (al menor rastro de mal olor: cáscaras de naranja o de limón) Lo desmontable del horno, al lavaplatos irá a parar. Agua y lavaloza relucientes los dejarán. La grasa del horno se soltará y una esponja húmeda la retirará. Repetiré esto último hasta que quede reluciente.

 

  • Estufa: Para brillar más fuerte que el sol, frotar las hornillas con un limón. Antigrasa de refuerzo y más a continuación.

 

  • Paredes: Los azulejos de las paredes, aunque ante el ojo no entrenado limpios se vean, algo de mugre y grasa siempre les queda. Mopa plana untada en agua con cloro, el combo ideal.

Image3

 

  • Lavaplatos: Pileta sin rayones con limpiador en crema. Llaves limpias con virutilla y antisarro si la situación es extrema.

 

  • Piso: El piso al final para terminar, Primero barrer y luego trapear, lavaza de limpiapisos y luego a celebrar.

Image4

 

La grasa siempre te querrá opacar, querida cocina. Pero antigrasa, limpiadores y paños semi-desechables no lo permitirán. Todo lo malo que se ha adherido, en un santiamén pronto habrá desaparecido.

Querida cocina, en corto tiempo lo haz visto. Limpiarte muy bien se hace en un, dos, tres, listo. Te dedico estas palabras sabiendo que nos volveremos a ver, nuevamente lucirás impecable. En la próxima receta estaremos juntos de nuevo y cocinar y limpiar, volverá a ser un placer.

 

 

Comentarios 0

otras publicaciones deTeresa

NuestrasBloggers

Suscríbetea nuestro boletín

Recibe todas nuestras novedades, tips y ofertas en tu correo electrónico.