Espejito, espejito ¿quién es el más limpiecito?

¿Te has dado cuenta que siempre que limpias tus espejos quedan pelusas? Los tan famosos periódicos viejos que se han utilizado por décadas para sacar las manchas de ventanales ¿no te dan resultado? Prueba con estas alternativas que te doy a continuación y luego me cuentas qué tal te fue con tus cristales.

por

Teresa

La limpieza de vidrios es una de las más complicadas porque como son transparentes cuesta mucho esfuerzo dejarlos absolutamente impecables. Huellas dactilares y pelusas están entre los indicadores que su aseo no quedó 10/10. Pero como todo en la vida, hay trucos y consejos (algunos milenarios) de cómo poder dejar tus cristales relucientes.

Desde datos caseros pasando por modernos inventos hasta llegar a los típicos limpiadores, todos sirven, pero el secreto está en saberlos utilizar y quizá mezclar entre uno y otro, o tal vez ir alternándolos. Súper importante que tengamos un paño semi-desechable para dejar todo impecable, sin rastros, no te recomiendo usar el trapo de siempre (y mucho menos la camiseta motosa de la antigua empresa de tu esposo). Lo que importa la verdad es que la puerta que da hacia la piscina quede tan limpia que las visitas choquen contra ella (es broma, aunque ahora que lo pienso, se me ocurre un par que debería invitar).

Pero no perdamos más el tiempo y vamos directo al grano, que incluso mi abuelita me está pidiendo hace rato que le averigüe secretillos para que los espejos de su departamento luzcan como nuevos. Para ella, así como para muchas dueñas de casa que se interesan por la limpieza de su hogar van estos consejos:

  • Opción 1. Mezclas vinagre blanco con agua (más fácil es en un vaporizador) misma cantidad. Si la suciedad está pegada deja reposar 5 minutos. Con un paño semi-desechable Scott Duramax, de esos que no dejan pelusas, frota circularmente el cristal. Enjuaga con agua.

 

  • Opción 2. En un balde vierte agua caliente y jabón. Utiliza uno de esos palos con goma y esponja lo untas en esta mezcla y aseas el vidrio. Luego con mucha agua retiras la espuma.

 

  • Opción 3. Toallas húmedas Scott para vidrios y espejos. Eliminan la suciedad, manchas y polvo de tus vidrios y cristales en un solo paso. Tienen textura tipo tela, no dejan rastros y ahorras tiempo.

 

  • Opción 4. Usar los limpiadores de diversas marcas que venden en el mercado e ir probando cuáles de ellos te dan mejores resultados a la hora de hacer la prueba de la limpieza (ya sabes cuál es), lo importante en este proceso es elegir un buen paño, que no esparza la ciudad, que limpie y retire las manchas.

 

 Image2

 

  • Paso final. En un paño semi-desechable echas alcohol y lo pasas sobre la superficie que ya limpiaste. Esto le dará brillo y borrará cualquier manchita que haya pasado desapercibida.

 

  • Para secar los vidrios (el sellado de todo el trabajo) usa un trapo seco y tu limpieza quedará como echa por una profesional.

 

 Ya lo sabes entonces, si quieres tener el espejo de la madrasta de Blanca Nieves pon en marcha estas opciones de aseo con distintos elementos, que te ayudarán a dejar tus ventanas y demás cristales limpios y relucientes.

 

Comentarios 0

otras publicaciones deTeresa

NuestrasBloggers

Suscríbetea nuestro boletín

Recibe todas nuestras novedades, tips y ofertas en tu correo electrónico.